Cultivando la conciencia en el balance de fin de año y bienvenida de año nuevo

“No importa lo mal que parezca una situación…siempre tiene una bendición escondida y es nuestro objetivo encontrarla”. Buda

Estamos en diciembre, cerquita de las fiestas, momentos de reflexión tal vez, balance sobre cómo estuvo el año que está terminando.
La mente puede llevarnos de paseo al pasado deteniendose particularmente en los acontecimientos penosos, centrándose en lo negativo, en las ausencias, en expectativas incumplidas, en comparaciones dolorosas, en rumiaciones sobre situaciones que enojaron, en tristezas por lo perdido o lo añorado.
Puede pasar que la mente vaya en sentido opuesto, y apresurarse corriendo, queriendo llevarnos a pasear hacia el futuro, como un atleta en pos de su meta, intentando conocer sus vicisitudes, y esquivar la incertidumbre, camino que suele conducir a ideas catastróficas sostenidas en las peores consecuencias imaginadas, y no tarda en aparecer la ansiedad que nos mantiene alerta y aprehensivos, como si eso que apareció en la mente estuviera realmente sucediendo, sin poder distinguir la realidad de la imaginación.
Lo bueno es que todo no termina en los límites de la mente, hay un océano de la conciencia que la trasciende, y hoy te invito a explorarlo, a transitar el último mes del año diferente, hoy y cada instante se presenta una nueva oportunidad para conectar con lo valioso y maravilloso de tu vida.
Te invito a abrir estos simples interrogantes
¿Hay otro lugar al que ir diferente a donde estamos? ¿Hay otro momento para vivir diferente al que esta transcurriendo?
Con la práctica de la Atención Plena (Mindfulness) se abre un camino en el que sencillamente se trata de prestar atención a las cosas tal cuál son, un camino de conciencia plena y abierta, cómo el océano inmenso. Al practicar tenemos que soltar cualquier intento de control, sin intentar modificar lo que esta siendo, con aceptación, no enjuiciamiento y amor. Otra buena noticia es que nunca es tarde, y no hay mejor momento para empezar que el momento presente.
Intentálo con esta práctica!
Si querés recibir un audio por favor contactanos.
Te invito a que busques una postura cómoda si es posible sentada, sino recostada.
Cerrando suavemente los ojos, y comenzando con tres respiraciones suaves, lentas y profundas, en cada inhalación sentí la brisa del aire que rosa tus fosas nasales, notá cómo el aire empuja sutilmente el pecho y el vientre hacia afuera expandiendose. Percibí esa pausa que se produce en cada momento de cambio de inhalación en exhalación. Nota como el aire sale de tu cuerpo descendiendo el pecho y el vientre.
Mantene tu atención suave en movimiento rítmico del ciclo natural de la respiración. 
Confiá en tu respiración, imaginate que es como la fuerza de gravedad, es tan poderosa para traerte al presente.
La respiración ese proceso único que acompaña durante toda la vida, desde el despertar hasta que se apaga. Tomate estos minutos, para estar ahí con tu interior, sin apuro, en calma. En plena conexión con el presente, en este contexto, en sintonía con lo que es. Observá que sensaciones corporales se alojan en tu interior mientras realizas la práctica.
Llegando a su fín, te invito a darte las gracias por tomarte estos minutos para cuidarte y estar, tal vez empezando o manteniendo una práctica saludable de vida. “
Entonces vemos que una forma de encontrar la calma es llamando a la quietud, conectandonos con la respiración, relajando el cuerpo y retomando el andar con plena conciencia del aquí y el ahora.
 
Volviendo a este momento del año en el que la mente puede elaborar duras reflexiones inclinadas a un lado de la balanza. Vamos a dar una oportunidad de transformar esas duras reflexiones y resignificar el balance del año.
Considerando que lo que sucedió este año, no tiene vuelta atrás, es pasado, no podés controlarlo, lo que no fue, ya no volverá a serlo, tal vez es más humano valorar aprendizajes y evaluar que elegirías para el próximo año suavemente proponiendo algúnas metas valiosas y sencillas para llevar adelante. Parece que tiene sentido ahorrar el sufrimiento que genera la queja y rumiación ya que no lleva a otro lugar más que de sufrimiento. 
El futuro puede ser fuente de mucho temor, y nuevamente considerando que lo que vendrá es desconocido, no tenes forma de saberlo, y cuánto mas elabora la mente posibles eventos futuros mas te distancias del aquí y ahora,
 Poner nuestra atención en dilucidaciones futuras, es como intentar regar una planta sin tener agua.
Podes hacer este juego con la mente, explorar que acciones te pueden llevar en dirección a lo que tiene sentido para vos, algo que de verdad te interesa, confiando en que desde lo pequeño podes hacer algo grande, nada mas y nada menos que tu vida. En cada momento tenes una nueva oportunidad.
Imaginá que tu vida es como un jardín, un jardín que solo vos sos capaz de cuidar, nadie más, sólo vos tenes la oportunidad de darle vitalidad y forma.
Preguntate qué no puede faltar en tu jardín. Puede ayudar pensar en áreas: interpersonal, laboral, salud, espiritual, competencia en manejo de responsabilidades.
Es un juego dejá abrir tu imaginación y centrate de verdad en lo que te importa. ¿Qué podes hacer hoy por tu jardín, ahora? Cultiva sencillamente lo que sea posible en el momento, planifica este día en esa dirección. Notá los obstáculos que te alejan de un jardín florido y lleno de vida.  
 
Aumentar la confianza en nosotros mismos y caminar atentos a todo lo que forme parte de la experiencia presente, puede ayudarnos a vivir el fin de año como lo que es, un momento.
 
Practicando la Atención Plena (Mindfulness) podemos encontrarnos con un camino sereno.
Salud
Consultorios psicológicos para los trastornos de ansiedad en: Zona Oeste: Haedo, Morón, Ramos Mejía y Villa Luzuriaga. Zona Norte: Martínez. Capital Federal: Palermo, Caballito y Belgrano. - Solicite un turno con alguno de nuestros profesionales
Cultivando la conciencia en el balance de fin de año y bienvenida de año nuevo fue modificado por última vez en febrero 2nd, 2018. Por Romina Recchia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *