Estrés

   “La paz viene de dentro, no la busques fuera” Buda Gautama

 

 

El estrés es una reacción generalizada e inespecífica del organismo ante la presión
ejercida sobre él, percibida como una amenaza.
Implica una emoción psicobiológica básica, la ansiedad, y tiene una función muy
importante, PROTEGERNOS.
En esta reacción están implicados los tres sistemas de mayor comunicación interna:

SISTEMA INMUNE                       SISTEMA ENDOCRINOLÓGICO                        SISTEMA INMUNE

Etapas en el proceso de estrés:

  • REACCIÓN DE ALARMA
  • RESISTENCIA
  • AGOTAMIENTO VITAL

Filogenéticamente heredamos aquellas conductas que tienen utilidad para preservar
nuestra especie.
Veamos un ejemplo:
Situémonos en la prehistoria, el contexto natural exponía a los hombres a situaciones
de peligro inmediato, era parte de la vida cotidiana encontrarse con animales.
Imaginemos que una persona caminando entre los árboles observa entre el pasto
algo alargado y marrón, puede percibir este objeto como un tronco o una serpiente,
si se confundió ese objeto y es un tronco, solo experimentó un nivel de ansiedad
elevado, pero no hay otras consecuencias, Si no recibe la la señal emocional ansiosa
que le informa que está frente a un posible peligro y actúa como si fuera un tronco
pero es una serpiente, las consecuencias son graves.

¿Porque reaccionamos del mismo modo si vivimos en la ciudad y no estamos
enfrentados a esos peligros?
Nuestro organismo no siempre establece la diferencia entre el peligro real y el
percibido, podemos reaccionar con una respuesta de lucha, huida o parálisis en un
embotellamiento de tráfico, a una sobrecarga de trabajo, o cuando nos vemos
desbordados por problemas cotidianos.
Nuestra respuesta no tiene tanto que ver con el problema real sino más con el
significado que le atribuimos.
Si nuestro cerebro recibe señales de amenaza continuamente, esto intensifica nuestro
nivel de estrés. Superado un determinado umbral de cortisol y de los
neurotransmisores epinefrina y norepinefrina, saturado de adrenalina, el sistema
nervioso se reactiva en defensa utilizando los recursos de otros sistemas fisiológicos,
como el inmune, digestivo, etc. llegando incluso a afectar su correcto funcionamiento.
Y la sobrecarga, falta de descanso, jornadas extensas de trabajo, las elevadas
exigencias son estímulos no tan amenazantes como un yaguareté asustado o una
serpiente mirándonos, pero acumulativamente se convierten en un serio problema, demasiada atención a los problemas escasa claridad en aquello que realmente tiene sentido, la persona estresada se encuentra en estado de alarma y reacciona por automatismo, una vida valiosa puede ser intensa emocionalmente pero llena de sentido.

Consultorios psicológicos para los trastornos de ansiedad en: Zona Oeste: Haedo, Morón, Ramos Mejía y Villa Luzuriaga. Zona Norte: Martínez. Capital Federal: Palermo, Caballito y Belgrano. - Solicite un turno con alguno de nuestros profesionales
Estrés fue modificado por última vez en abril 2nd, 2018. Por Romina Recchia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *